“Arrodillarme y hacer cosas que no se beben”

De la boca para afuera, este texto para todas las abuelas. Con la voluntad de las venas apretándome el impulso, deteniéndolo, quería llegar a matarlo, quería decirle que mi furia era el reflejo de su indecisión y en mis ojos una sombra: su maldita tranquilidad, su frente y su boca infiel. Te odio con el odio del amor, dije y entré. Empecé a coser su … Continúa leyendo “Arrodillarme y hacer cosas que no se beben”

Jugar a que todo es redondo y se usa para sonreirle al horóscopo

Cuando uno no se quiere dormir y desea guardar su originalidad: Apenas él le soltaba el pelo, a ella se le retorcía el nervio y caían en sensaciones, en salvajes contradicciones, en socorros exasperantes. Cada vez que él procuraba tocar las extremidades, se enredaba en un problema quejumbroso y tenía que intencionarse de cara al espejo, sintiendo cómo poco a poco las incrustaciones se resolvían, … Continúa leyendo Jugar a que todo es redondo y se usa para sonreirle al horóscopo

La luna es la vida, muerte de los amantes, Parte II

                     como en las cartas surrealistas entrego mi alma y aparece lo mutuo. Nos hablamos con distancia física pero nos sentimos uno adentro del otro; “te digo que esta vez funciona”,  que desde ahora las cartas copulan en la literalidad del cielo y muy  por fuera de la ficción extraña que las une, en estas palabras, … Continúa leyendo La luna es la vida, muerte de los amantes, Parte II

Me ama siempre que me vomite. No puede quedarse con el amor adentro.

texto adaptado de El Albergue de las mujeres tristes, su autora Marcela Serrano. //-Sí. -¿Queres conversarlo? -Estoy enferma de amor, es sólo eso. -Sólo eso… -Hace tanto que necesito una amiga… que estoy dispuesta a confiarte todo. Recoge de la playa una varilla y comienza a hacer círculos con ella como si quisiera perforar el aire, darle mil vueltas. Transformarlo en otro aire distinto. – … Continúa leyendo Me ama siempre que me vomite. No puede quedarse con el amor adentro.

No va a llegar a mi teta, no puede llegar a mi teta

Tengo una amiga llamada Lisa Júpiter que adora viajar tanto como estudiar. Le sale tan natural, mi vida, disfruta del fuego de los dioses cada vez que puede. Lisa sube a las nubes y se queda sentada fumando un cigarrillo, mirando el mundo, entendiéndolo, la tiene clara dicen todos y así parece, la tiene Clara, otra amiga, entre sus manos, la remera rock de Lisa … Continúa leyendo No va a llegar a mi teta, no puede llegar a mi teta

quiero volar como tutú

  Retracto mis propias palabras porque Oliverio Girondo sustituyó mi nombre y no soy más la Mirtha Cabriola que era porque ahora soy la  María Luisa y en  María Luisa me quedo como la sensualidad en las flores y las nalgaditas en mis orbes; adultero la tracción y de curvas por el pantalón ahora quiero volar y soy una bomba musical, ¿Quieres tú ser mi … Continúa leyendo quiero volar como tutú

Despeche un mode

Tengo una amiga llamada Jandy que es muy coqueta, correcta y salvajemente pasional. Es esa amiga que no se pierde un logro o un fracaso de los demás, que se interesa y se acuerda (memoria elefante) y te llama siempre para ver como estás. Quiero hablar de ella porque hace un tiempo un músico con el que tuvo una historieta le dijo que no. Se … Continúa leyendo Despeche un mode