No va a llegar a mi teta, no puede llegar a mi teta

Tengo una amiga llamada Lisa Júpiter que adora viajar tanto como estudiar. Le sale tan natural, mi vida, disfruta del fuego de los dioses cada vez que puede. Lisa sube a las nubes y se queda sentada fumando un cigarrillo, mirando el mundo, entendiéndolo, la tiene clara dicen todos y así parece, la tiene Clara, otra amiga, entre sus manos, la remera rock de Lisa … Continúa leyendo No va a llegar a mi teta, no puede llegar a mi teta

quiero volar como tutú

  Retracto mis propias palabras porque Oliverio Girondo sustituyó mi nombre y no soy más la Mirtha Cabriola que era porque ahora soy la  María Luisa y en  María Luisa me quedo como la sensualidad en las flores y las nalgaditas en mis orbes; adultero la tracción y de curvas por el pantalón ahora quiero volar y soy una bomba musical, ¿Quieres tú ser mi … Continúa leyendo quiero volar como tutú

Amores sensuales, amores demenciales

Me senté  en un bar en Palermo chang la pasada semana mientras hacía tiempo para entrar a trabajar, asoñada, cansada y con menos energía que el frío, sentandoseme sobre mi alma pesada y totalmente gobernada por el mal humor porteño de las ocho y trece de la mañana, el camarero, atempranadísimo mirándome: “Despeche un mode por favor”  digo resignada. Enseguida el camarero se va con … Continúa leyendo Amores sensuales, amores demenciales

Despeche un mode

Tengo una amiga llamada Jandy que es muy coqueta, correcta y salvajemente pasional. Es esa amiga que no se pierde un logro o un fracaso de los demás, que se interesa y se acuerda (memoria elefante) y te llama siempre para ver como estás. Quiero hablar de ella porque hace un tiempo un músico con el que tuvo una historieta le dijo que no. Se … Continúa leyendo Despeche un mode